Caminando por el pasado

Caminando por el pasado

Publicada el 18 de enero del 2014 en Blog Original

No es déjà vu, ni mucho menos volver a la mentalidad de niño. Es como un mundo paralelo donde caminas en tus recuerdos, caminas en tu pasado. Esta sensación extraña la podrían experimentar aquellos que vuelven a un lugar que visitaban en la niñez y este casi no ha cambiado. Vuelves a caminar los recorridos del ayer, y vas notando los detalles que ya no están y las aquellas que siguen igual. Igual pero mucho más pequeña. Lo que antes era un mundo ahora es una cuadra. Recuerdas los lugares y los nombres que tenías entre tus amigos. Los mejores escondites. No sabes si ese ingenio se lo achacas a la imaginación de niño o al pequeño tamaño.


Notas que aquel sillón que te hacia sentir que estabas en la cima del mundo ahora es del tamaño de tu cintura. Que la piscina que no tiene más de cinco metros de largo era una océano.


Que aquella flor sigue creciendo en el mismo lugar. Conoces las rutas y los atajos. Puedes ver como las cosas han crecido y como uno ha evolucionado.
Que talaron aquel árbol que ya en tu niñez era muy grande. La playa está más cerca, pero que el cielo es el mismo.


Y te das cuenta que el cambio es inevitable, que el tiempo pasa, pero que restan los recuerdos. La nostalgia no debe servir más que para ver con los ojos de la inocencia por unos segundos y comparar con los ojos de hoy. Ver las mejoras, ver donde hay que mejorar y ver lo que no tiene precio que hay que conservar.

Los libros del éxito y la vida (no es un top 10)

Los libros del éxito y la vida (no es un top 10)

El poder del pensamiento positivo

El poder del pensamiento positivo