El secreto de Leicester: Corazón y Pizza

El secreto de Leicester: Corazón y Pizza

Aunque no conozco de fútbol, y los únicos que partidos que veo religiosamente son cada cuatro años no pude evitar escuchar la historia de Leicester City. Este equipo gano el Barlcays Premier League luego de empezar la temporada con unas posibilidades de 5000 a 1. ¿y a quién no le gusta una historia de underdogs? El manager de Leicester City, Claudio Ranieri, escribió una carta en The Players Tribune. Es una carta que da esperanza, abre corazones y sobre todo habla también de pizza, así que la traducimos para ustedes:

 

NOSOTROS NO SOÑAMOS

Recuerdo mi primera reunión con el presidente cuando llegué al Leicester City este verano. Se sentó conmigo y me dijo: “Claudio, es un año muy importante para el club. Es muy importante que nosotros nos quedemos en el Premier Legue. Tenemos que estar seguros.”

Mi respuesta fue: “Ok, seguro. Trabajaremos fuerte en el entrenamiento y trataremos de lograrlo.”

Cuarenta puntos. Ese era la meta. Ese era el total que necesitábamos para mantenernos en la primera división, para dar a nuestros fans otra temporada de futbol de Premier League.

En ese entonces, no soñaba que iba a abrir el periódico un cuatro de abril y ver a Leicester City en la cima con 69 puntos. Hace un año en este mismo día, el club se encontraba al final de la lista.

Increíble.

Tengo 64 años, así que no salgo mucho. Mi esposa ha estado conmigo por 40 años, así que en mis días libres trato de estar cerca de ella. Salimos al lago por nuestra casa o tal vez si nos sentimos aventureros salimos a ver una película. Pero últimamente, he escuchado ciertamente el ruido de todas partes del mundo. Es imposible de ignorar, hasta he escuchado que tenemos partidarios en América siguiéndonos.

A ustedes les digo: Bienvenidos al club, estamos felices de tenerlos. Quiero que amen la manera que nosotros jugamos fútbol, y quiero que amen a mis jugadores porque su camino es increíble.

Tal vez ahora ya han oído sus nombres. Jugadores que eran considerados muy pequeños o muy lentos para los otros clubs más grandes. N’Golo Kanté. Jamie Vardy. Wes Morgan. Danny Drinkwater. Riyad Mahrez. Cuando llegué mi primer día de entrenamiento y vi la cualidad de estos jugadores, supe que tan buenos podrían llegar a ser.

Bueno, sabía que teníamos una oportunidad de sobrevivir en el Premier League.

Este jugador Kanté, él corría tan duro que pensaba que debía tener una paquete lleno de baterías escondidos en sus shorts. Él nunca paraba de correr en el entrenamiento.

Tenía que decirle: “Ey, N’Golo, calma. Calma. No corras atrás de la pelota todas las veces, ¿sí?

Él me decía: “Sí, boss. Sí, OK.”

Diez segundos después, miraba y él estaba corriendo de nuevo.

“Un día, te veré centrar el balón y rematarlo tú mismo“ le digo.

Él es increíble, pero no es la única llave. Hay demasiadas llaves para nombrar en esta temporada extraordinaria.

Jamie Vardy, por ejemplo. Esto no es un futbolero. Esto es un caballo fantástico. Él tiene una necesidad de ser libre en la cancha. “Puedes ser libre de moverte como quieras, pero tienes que ayudarnos cuando perdemos la pelota” le dije, “es todo lo que te pido. Si empiezas a presionar a la oposición, todos tus compañeros te seguirán.”

Antes de jugar nuestro primer partido de la temporada, le dije a los jugadores: “Quiero que jueguen por sus compañeros. Somos un equipo pequeño, así que debemos de luchar con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma. No me importa el nombre del oponente, todo lo que quiero es que ustedes luchen. Si ellos son mejores que nosotros, OK, felicidades. Pero ellos tienen que mostrarnos  que son mejores.”

Había una electricidad genial en Leicester desde el primer día. Empieza con el presidente y va a los jugadores, el staff, los fans. No había palabras de lo que sentí. En el estadio King Power había una energía tremenda.

¿Los fanáticos sólo cantan cuando tenemos la pelota? Oh, no, no, no. Cuando estamos bajo presión, los fans entienden nuestro dolor y cantan a todo pulmón. Ellos entienden la complejidad del juego, y cuando los jugadores están sufriendo. Ellos están muy, muy cerca de nosotros.

Empezamos la temporada bastante bien. Pero nuestro gol, repito, era salvar el club de la relegación. Los primeros nueve juegos, estábamos ganando, pero dejábamos muchos goles. Necesitábamos anotar dos o tres goles para ganar cada partido. Esto me preocupaba mucho.

Antes de cada partido les decía: “Vamos muchachos, vamos. Clean sheet hoy.”

Cero clean sheet. Trataba toda táctica de motivación.

Así que finalmente, antes del juego contra Crystal Palace dije: “Vamos muchacho, vamos. Les regalo una pizza si logran clean sheet.

Claro, mis jugadores hicieron un clean sheet contra Crystal Palace. Uno – Cero.

Cumplí mi promesa y me llevé a los jugadores a Peter Pizzería en Leicester City Square, pero tenía una sorpresa para ellos cuando llegamos. Les dije: “tienen que trabajar para todo. Yo trabajo por su pizza también. Haremos la nuestra.”

Así que fuimos a la cocina con la masa y el queso y la salsa. Creamos nuestras propias pizzas, además estaban bien buenas. Llegue a disfrutar de varios pedazos. ¿Qué puedo decir? Soy un hombre italiano, amo mi pizza y mi pasta.

Ahora, logramos muchos clean sheets. Una docena de clean sheets después de la pizza. Creo que esto no es coincidencia.  

Aún faltan seis partidos, y debemos continuar la lucha con nuestro corazón y alma. Este es un club pequeño que le está demostrando al mundo lo que se puede conseguir por medio de espíritu y determinación. Veintiséis jugadores. Veintiséis diferentes cabezas, pero un corazón.

Hace solo un par de años mucho de mis jugadores estaban en las ligas menores. Vardy trabajaba en una fábrica. Kanté se encontraba en el tercer nivel de la liga francesa. Mahrez se encontraba en la cuarta división francesa.

Ahora, luchamos por un título. Los fans de Leicester que encuentro en la calle me dicen que están soñando. Les digo: “OK, ustedes sueñen por nosotros. Nosotros no soñamos, simplemente trabajamos duro.”

No importa lo que suceda al final de la temporada, creo que nuestra historia es importante para todos los fanáticos del futbol en el mundo. Da esperanza a los jóvenes jugadores que se les ha dicho que no son suficientemente buenos.

Ellos se pueden decir a si mismos: “¿Cómo llego al top level? Si Vardy puede hacer, si Kanté puede hacer, tal vez yo también puedo.”

¿Qué necesitas para llegar?

¿Un gran nombre? No.

¿Un gran contrato? No.

Solo necesitas mantener una mente abierta, un corazón abierto, unas baterías completas, y correr libre.

Quien sabe, tal vez al final de la temporada, tendremos dos fiestas de pizza.

Telaio, Arquitectas apostando al Made in DR

Telaio, Arquitectas apostando al Made in DR

MetGala Fashion

MetGala Fashion